AlimentosArtículos

Capítulo 10: ¡Más información!

ULTRAPROCESADOS

En los procesados, podemos distinguir al alimento natural; aunque haya sido tratado, podemos identificarlo. Pero en ocasiones, la industria coge un alimento, lo procesa, lo mezcla con otras muchas substancias y le da una nueva forma que poco o nada tiene que ver con el alimento original; estos serían los ultraprocesados o muy procesados.

Han perfeccionado tanto la técnica, que consiguen productos muy duraderos, con buen sabor y económicos, que sin embargo, les reportan grandes beneficios; porque nos están vendiendo poco del alimento natural y mucho de los añadidos, que suelen ser mucho más baratos.

Entre los ultraprocesados tenemos a las salchichas, hamburguesas, nuggets de pollo, palitos de pescado, el surimi o sucedáneo, pizzas, las sopas de sobre, pastas instantáneas y de colores, bollería industrial, margarinas, mermeladas, refrescos azucarados, bebidas energéticas, barritas energéticas, snacks, salsas, etc., etc., etc.

Poco queda del alimento original y de sus cualidades nutricionales, que han sido estropeadas por excesos de aditivos que consiguen texturas y sabores que nos resultan agradables y enmascaran todo lo que perdimos por el camino.

Deberíamos revelarnos contra estos alimentos y comprarlos cada vez menos porque seguro que ya hay niños que prefieren una salchicha a un trozo de carne, o un palito de pescado a un filete de merluza. Estamos perdiendo muchas batallas y puede que perdamos la guerra, si no conseguimos mejorar la calidad de nuestra alimentación y, sobre todo, la de nuestros hijos.

Me acuerdo muchas veces del comentario que hizo un paciente al hablar sobre los gustos alimentarios de sus hijos, dijo:

– A mis hijos no les gusta el queso fresco ni el curado, solo comen quesitos en porciones y sabanitas. Yo creo que si se murieran mañana todas las vacas, cabras y ovejas del mundo, algunos de esos quesitos los seguirían haciendo igual y no bajarían su producción. Porque parece que están hechos con parafina y no saben lo que es la leche.

Por eso, en los próximos capítulos, intentaré mejorar esa información explicando cómo nos pueden influir los aditivos alimentarios, los ultraprocesados, lo que puede venir oculto en algunos alimentos, los cambios indeseables que podemos provocar al cocinarlos y cómo nos hacen convertirnos en casi drogadictos de algunos alimentos determinados.

Firmado por: Julio B. Romero Redondo (El médico de Castilblanco).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close