AlimentosArtículos

Capítulo 4: Los hidratos de carbono

Algunos pacientes diabéticos que vienen para perder peso me dicen:

– No comprendo cómo tengo alto el azúcar en la sangre si yo no tomo azúcar desde hace años. Le echo sacarina al café y no tomo dulces. No se qué hacer para que baje.

Al hablar así, están pensando solo en el azúcar de mesa o, como mucho, en otros azúcares; pero no en todos los otros hidratos de carbono que dentro de nuestro cuerpo se transforman en azúcares. Por eso, muchos se quedan extrañados cuando, para intentar explicárselo, les digo:

– Hay muchos alimentos, como el pan y todos los cereales, las legumbres, las verduras, las frutas e incluso “procesados” de carnes y pescados que contienen hidratos de carbono de distinto tipo. Durante la digestión, nuestro cuerpo los va transformando en glucosa, que es lo que medimos en los análisis de sangre y puede estar alta aunque no tomemos azúcar. Esta glucosa va circulando por la sangre y es usada por muchos tejidos como alimento. Es necesaria, pero tiene que estar dentro de unos parámetros normales.

Hay quien pregunta:

Entonces, si no puedo comer nada de eso, ¿qué como?.

Creo que se relajan algo al decirles:

– Sí se pueden comer todos esos alimentos, pero hay que controlar las cantidades de los que tienen más hidratos de carbono y comer con más libertad los que contienen menos hidratos de carbono o contienen más fibra y son de absorción más lenta.

Llegados a este punto, habría que puntualizar que muchas personas usan la palabra “azúcar” indistintamente para referirse a lo que se mide en los análisis de sangre, que es la glucosa, y a lo que se añade al café o a los dulces, que es la sacarosa.

Incluso, la industria se aprovechó de esta ambigüedad al etiquetar algunos productos como “sin azúcar”. Nos estaban diciendo que no contenía sacarosa, aunque podía contener otros azúcares que dentro de nuestro cuerpo se transformaban en glucosa y podían subir mucho los niveles de glucosa en sangre. La nueva normativa les exige que ponga “sin azúcares”, si de verdad no lleva ningún tipo de azúcar o solo lleva edulcorantes artificiales.

Los hidratos de carbono suelen ser la principal fuente de energía en muchos países por su gran disponibilidad y escaso precio. Aportan 4 calorías por cada gramo y se almacenan con facilidad. Todo esto favorece su consumo.

Firmado: Julio B. Romero Redondo (El médico de Castilblanco)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close